Publicidad

Graba disco en solitario

Amigo Inivisible graba como solista

- Getty Images

No se separa de la banda

Nueva York, 6 ago (EFE).- Julio Briceño, vocalista de la célebre banda venezolana Los Amigos Invisibles, se ha lanzado en solitario al mercado con un disco de doce temas que desvela su ecléctico gusto musical.

"MF Radio" se titula este nuevo proyecto en el que Briceño es vocalista, productor, compositor y hasta toca la guitarra, hace programación, teclados y un par de bajos, y que acaba de salir al mercado estadounidense tras su lanzamiento en Venezuela en mayo.

Para honrar la colaboración en esta grabación de sus amigos músicos, incluidos "Los Invisibles", Briceño asume el nombre artístico de Chulius & The Filarmónicos, y por supuesto echa por tierra los rumores de que se separa de la banda venezolana de mayor proyección internacional.

"No hay separación. Los Amigos Invisibles es mi proyecto principal y sus músicos participan en este disco. No podría ser de otro modo", dijo hoy a Efe Chulius, para quien "escuchar este disco es como oír la radio en la madrugada cuando no hay locutor".

"Oyes un poquito de todo", comenta el músico al describir su primera producción en solitario, en la que canta en inglés y que, justamente por su variedad de géneros musicales e influencias, lleva por nombre "MF Radio" ("Mother Fucker Radio").

La diversidad de ritmos en una misma grabación la hacen amena y termina por armar la fiesta, como lo ha demostrado el disco más exitoso de Los Amigos Invisibles, "Arepa 3000", que incorpora funk, salsa, merengue y dance.

En "MF Radio", Chulius pone temas "funky" como "Pumpin", "Pumpin II" y "Tarzan" junto a otros que retrotraen al oyente al "new wave" de los 80 ("Wasted" y "Shine"), mientras que "With U" se sumerge en el "dub" y el "reggae" y "Control" ya se adentra en el rock.

"'With U' es un tema que salió en un restaurancito en el balneario de Aroa (estado venezolano de Aragua), cuando oía de fondo un tema de la banda UB40 que estaba puesto", recuerda Chulius.

"MF Radio" fue un proyecto iniciado hace un par de años, cuando Chulius quedó impresionado con la alta calidad de sonido, bajo costo y fácil uso de una máquina de producción de música digital que le dio pie para montar su propio estudio de grabación en su casa, en Brooklyn (Nueva York).

"Empecé a experimentar con estilos musicales. Después metí letras y les di estructura de canción a esos experimentos. Se los mostré a gente de confianza y me alentaron a ponerlo en un disco", contó.

Chulius valora la libertad que le brindó este proyecto, grabado con sus amigos músicos y colaboradores cercanos en una decena de estudios en Nueva York, Caracas, Londres y West Meath (Irlanda).

"Aprecio la libertad que tuve para hacerlo y les di libertad a quienes colaboraron, porque confío y admiro su talento. Sus comentarios me ayudaron a seguir adelante. Además, las cosas se simplificaron mucho por ser un disco corto", señaló.

Chulius dice que, a nivel vocal, quería menos protagonismo, hacer un disco "más minimalista" y "romper con el abuso de letra característico del pop latino", en definitiva, experimentar, agarrar la guitarra y cantar menos, justo lo que no suele hacer.

"Quizás la gente pensará que en este disco le falta protagonismo a mi voz, pero como artista uno no debe repetirse", aseveró.

Chulius describe a éste como un proyecto de estudio, pues no tiene intenciones de tocarlo en vivo, aunque confiesa que ya tiene ofertas para conciertos en Colombia y México.

"Si se concretan, los hago. Pero no tengo las más mínimas ganas de montarme en más aviones y estar pendiente de todo lo que implica una gira. Eso sería materialmente imposible, porque no hay tiempo para ambas cosas. Con Los Amigos ya es suficiente", aseguró.

Los Amigos Invisibles se mantienen bastante ocupados por estos días, pues en junio pasado comenzaron sesiones para el sexto disco, grabando entre concierto y concierto lo que será otra oferta ecléctica, que "ya está 30 por ciento adelantada".

"Habrá funk, new wave, una salsita y un merengue heavy metal. Hay experimentos que no sabemos si terminarán siendo canciones o interludios", señala Chulius, que estima que el disco salga a la calle entre marzo y abril del 2008. EFE

 

Publicidad

Publicidad